Bombas de zanahoria

Este es un aperitivo ideal para las personas que les cuesta comer zanahoria (o no) ya sea por su sabor como por su textura, ya que en la receta queda más suavizado y de una textura deliciosa!

Ingredientes

  • 5 zanahorias hermosas (o 6 de pequeñas)
  • 2 puerros
  • 100ml de crema de leche de soja
  • 4 cucharadas soperas de harina de garbanzo
  • 2 cucharadas soperas de pan rallado
  • Vino blanco
  • Sal
  • 1 pastilla de caldo de verduras (opcional)
  • Para el rebozado: harina de garbanzos, agua y pan rallado.

Elaboración

En una olla grande ponemos agua a hervir con una pizca de sal, si utilizamos la pastilla de caldo de verduras la añadimos también.

Mientras, pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas.

Cuando el agua empieze a hervir echamos las rodajas de zanahoria, y las dejamos cocer 10 minutos aproximadamente. Con la ayuda de una batidora añadimos las rodajas hervidas y las trituramos, hasta que quede como una crema. Y lo reservamos.

Picamos los 2 puerros, y los pochamos con aceite de oliva en una sartén y una pizca de sal,  cuando estén más o menos transparentes, echamos un chorrito de vino blanco para cocinar, dejamos que reduzca a fuego muy lento, aproximadamente media hora. Pasado este tiempo añadimos la crema de leche de soja y la mezclamos con los puerros.

Una vez se hayan mezclado los sabores lo batimos con la ayuda de una batidora hasta que quede una crema.

En un bol echamos las 4 cucharadas de harina de garbanzo y el pan rallado con un poco de sal y lo mezclamos. Añadimos también las zanahorias batidas y la crema que hemos hecho con los puerros y la nata de soja. Lo removemos todo hasta que quede una masa mas o menos espesa y que no se nos pegue a las manos excesivamente, si nos queda demasiado cremosa la podemos espesar con un poco de harina de maíz o bien un poco más de pan rallado, si al contrario nos queda demasiado espesa podemos añadir un poco de leche se soja.

Para el rebozado, vamos a utilizar 2 platos:  en uno mezclamos harina de garbanzos y agua (la textura debería de ser tipo huevos batidos), en otro plato vertemos un poco de pan rallado.

Vamos cogiendo un poco de la masa de croquetas y le damos forma con las manos,  la pasamos por la harina de garbanzos con agua y seguidamente por el pan rallado. Aproximadamente nos van a salir unas 18-20 croquetas.

En una sartén añadimos un poco de aceite de oliva y freímos las croquetas.

Y ya están listas para comer!

¡¡Importante!!

Es interesante hervir primero las zanahorias y reservarlas ya que vamos a utilizar las manos para dar forma a las croquetas y nos podemos quemar si están acabadas de cocer!!

Algo mas…

La zanahoria pelada y en rodajas tarda en hervir unos 10 minutos aproximadamente (dependiendo del fuego de la cocina), la recomendación para cocerla es echarla en la olla justo cuando el agua este hirviendo e ir controlando con un tenedor si están o no tiernas, una vez cocidas lo ideal seria dejarlas en un bol con agua fría y hielo ya que con el calor pueden continuar su cocción unos minutos más de esta forma se detiene la cocción, de esta forma se conservan no todos pero si gran parte de los nutrientes de esta hortaliza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: