Crema de remolacha

Hacía días que no tenia en mis manos una buena remolacha y es que es una de las verduras de las que no deberían faltar en la mesa, entre sus propiedades destaca que tiene una elevada cantidad de hierro y vitaminas B, C y E, además de estar buenísima! La receta que os presento hoy es muy fácil de preparar, está deliciosa es barata y te puede solucionar una cena en un momento!

 Ingredientes:

  • 2 remolachas
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 1 pastilla de caldo vegetal
  • Nata vegetal
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Almendras troceadas (opcional)

Elaboración:

Tan fácil como hervir en una olla con abundante agua y sal todas las verduras lavadas, peladas y troceadas junto con la pastilla de caldo. Escurrimos las verduras y las vertemos en una batidora. Trituramos bien todas las verduras añadiendo un poco de caldo vegetal y un chorrito de  aceite de oliva para que nos quede un poco más cremosa.  Decoramos con nata vegetal y espolvoreamos con almendras troceadas.

¡Y a comer!

Anuncios

Crema de calabacín

Ingredientes:

  •  3 calabacines
  • 1 cebolla
  • 2 patatas
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Cebolla frita (opcional)

Elaboración:

Lavamos y cortamos en dados los calabacines. Pelamos y cortamos la cebolla en trozos grandes. Pelamos las patatas y las cortamos en trozos grandes.

En una olla añadimos las verduras y las cubrimos con agua, añadimos un poco de sal y una pastilla de caldo de verduras y lo llevamos a ebullición. Un vez rompe a hervir lo dejamos cocer unos 20 minutos aproximadamente (con un tenedor podemos pinchar las patatas, que cuestan más de cocer, si están blandas ya lo podemos retirar del fuego).

Una vez cocido, retiramos del fuego y ya podemos batirlo todo hasta que quede una crema fina y sin grumos.

Emplatamos en un bol, con un poco de aceite de oliva y espolvoreamos con cebolla frita.

Y voila!!! A disfrutar!

Nota:

Para darle un toque diferente a la crema, podemos probar con:

–        Espolvorear levadura de cerveza.

–        Añadir 2 ajos a la crema, de esta forma conseguiremos un toque picante.

–        Añadir crema de soja, así conseguiremos darle un toque más cremoso.

–        Rallar un poco de queso vegano por encima.

–        Añadir semillas como sésamo tostado o algún fruto seco, vamos a conseguir una textura crujiente.

–        Añadir un poco de pesto rojo, de esta forma conseguiremos un intercambio de sabores sorprendente y buenísimo!

–       etc… esta crema admite muchos sabores y texturas todo lo que podamos aportar seguro que pude darle un toque delicioso.

A %d blogueros les gusta esto: