Saquitos rellenos de verduras

Una nueva receta para estos días de fiesta. Puede servirse como aperitivo o bien como uno de los platos principales. Además es una receta que admite muchos rellenos y también se puede acompañar de una salsa. Es un plato muy vistoso y tiene la ventaja de que necesita poca elaboración, en media hora lo podemos tener echo y listo para comer. Vamos allá!

Ingredientes:

  • 1 paquete de pasta filo o masa brick (es lo mismo), vamos a necesitar 10 hojas.
  • 300 gr de champiñones
  • 2 puerros, (reservamos un trozo alargado)
  • Aceitunas negras (sin hueso)
  • Margarina (sin productos lácteos)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Lavamos y cortamos muy finos los puerros y los sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén dorados, añadimos los champiñones laminados y las aceitunas negras cortadas en trozos pequeños. Salpimentamos y removemos bien hasta que se haya evaporado toda el agua de los champiñones. Una vez echo, reservamos.

Con el trozo de puerro que tenemos guardado lo cortamos de forma longitudinal haciendo tiras. Hacemos unas 10 tiras, alguna más por si acaso se rompe alguna de ellas. Estas tiras nos servirán para atar los paquetes haciendo la función de cordel.

Extendemos la masa filo en una superficie llana. Cortamos cada una de las hojas por la mitad, y con los 2 trozos que quedan los volvemos a cortar por la mitad, de manera que para cada una de las masas, nos tienen que quedar 4 trozos.

Para hacer los sacos (paquetes), cogemos los 4 trozos y los alternamos de manera que quede una forma de estrella.


En una bandeja de horno ponemos un papel de hornear así iremos poniendo los saquitos que vayamos haciendo. Con la ayuda de una cuchara, en cada uno de las estrellas, añadimos el relleno que teníamos reservado. Juntamos con cuidado las puntas de la masa haciendo un saco. Cogemos las tiras de puerro que tenemos previamente cortadas y atamos el saco.

Seguidamente, en un cuenco, derretimos una cucharada de margarina y pintamos los sacos.

Calentamos el horno a 180ºC y horneamos los paquetes hasta que estén dorados, unos 15 minutos aproximadamente.

¡Y ya están listos para comer!

Esta receta admite muchos rellenos diferentes, podemos añadirle tofu, queso vegetal, seitán, soja, tomate seco etc…

Anuncios

Tallarines de zanahoria con salsa de pimientos verdes

 

Feliz día del veganismo!!!

 

Hoy es el día internacional del veganismo. Nosotr@s podemos vivir de forma vegana, respetando a los demás animales, todos los días del año, con una alimentación libre de ingredientes de origen animal y con infinidad de sabores y combinaciones posibles, como ejemplo, esta estupenda receta!

Empieza hoy mismo!!!! Siempre estás a tiempo!!!

 

 

Ingredientes

  • 4-5 zanahorias
  • 1 pimiento verde grande (o 2 pequeños)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Sésamo (opcional)

 

Elaboración

Pelamos y cortamos fina la cebolla y el diente de ajo.

En una sartén con un poco de aceite añadimos la cebolla, el ajo y una pizca de sal, lo dejamos sofreír a fuego medio-bajo, cuando la cebolla esté transparente añadimos el pimiento verde previamente lavado y cortado también fino.

Lo sofreímos todo junto unos 10 minutos más.

En una batidora añadimos el sofrito y lo batimos bien hasta que no queden grumos, con textura de salsa.

Mientras, pelamos y cortamos las zanahorias, con la ayuda de un cuchillo pelador o bien con un cuchillo normal, hacemos tiras lo más finas posibles. En una sartén con fuego alto, salteamos las tiras de zanahorias con un poco de sal, cuando cojan color las retiramos.

Montamos el plato con unas tiras de zanahoria un poco de salsa y espolvoreamos con unas semillas de sésamo tostado.

 

Rollitos de berenjena con champiñones


 

Os presento una receta deliciosa para impresionar.

Las berenjenas puede que no tengan muchos amantes debido a que tienen un sabor fuerte y un poco amargo pero os aseguro que en este plato no lo vais a notar.

Ahí va,

 

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr de champiñones
  • Perejil
  • Sal
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sésamo

 

Elaboración

Pelamos y cortamos finos los ajos y la cebolla.

En una sartén con un par de cucharadas de aceite, sofreímos la cebolla y los ajos y añadimos un poco de sal.

 

Lavamos las berenjenas, reservamos una y la otra la picamos. También lavamos y picamos los champiñones. Añadimos a la sartén la berenjena y los champiñones cuando la cebolla esté transparente.

Lo dejamos sofreír hasta que se evapore toda el agua que suelten las setas, añadimos medio vaso de vino blanco y a fuego lento lo dejamos hasta que se evapore todo el alcohol.

 

Con la berenjena que hemos reservado la cortamos en láminas finas (lo más fino que podamos). En una sartén salteamos las láminas de berenjenas a fuego fuerte con un poco de sal.

 

Para hacer los rollitos, cogemos una lámina de berenjena y un poco del sofrito, antes de enrollarlo espolvoreamos con un poco de perejil, enrollamos la lámina de berenjena.

Añadimos un poco de sésamo tostado por encima de los rollitos.

 

Buen provecho!!!

 

Algo más…

Si queremos suavizar un poco el sabor amargo de la berenjena, justo después de cortarla la podemos dejar con agua salada unos minutos.

Verduras al horno con orégano

Esta es una receta muy muy muy sencilla y muy muy buena.

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 2 cebollas
  • Vino blanco para cocinar
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Orégano

Elaboración

Precalentamos el horno a 100-120ºC aproximadamente.

Lavamos bien los calabacines y los cortamos en rodajas.

Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.

En una bandeja de cristal, que pueda ir al horno, ponemos una capa de calabacín añadimos sal y aceite, encima ponemos una capa de cebolla y volvemos a añadirle sal y aceite. Vamos haciendo capas hasta terminar con las verduras.

Añadimos un chorrito, muy poco, de vino blanco para cocinar y el orégano al gusto.

Ponemos la bandeja al horno a una altura media y dejamos que se cuezan las verduras media hora aproximadamente. Controlando que no se quemen.

Nota

Aunque solo con sal y aceite la receta está buenísima, también se puede acompañar con allioli o con salsa de calçots.

Bombas de zanahoria

Este es un aperitivo ideal para las personas que les cuesta comer zanahoria (o no) ya sea por su sabor como por su textura, ya que en la receta queda más suavizado y de una textura deliciosa!

Ingredientes

  • 5 zanahorias hermosas (o 6 de pequeñas)
  • 2 puerros
  • 100ml de crema de leche de soja
  • 4 cucharadas soperas de harina de garbanzo
  • 2 cucharadas soperas de pan rallado
  • Vino blanco
  • Sal
  • 1 pastilla de caldo de verduras (opcional)
  • Para el rebozado: harina de garbanzos, agua y pan rallado.

Elaboración

En una olla grande ponemos agua a hervir con una pizca de sal, si utilizamos la pastilla de caldo de verduras la añadimos también.

Mientras, pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas.

Cuando el agua empieze a hervir echamos las rodajas de zanahoria, y las dejamos cocer 10 minutos aproximadamente. Con la ayuda de una batidora añadimos las rodajas hervidas y las trituramos, hasta que quede como una crema. Y lo reservamos.

Picamos los 2 puerros, y los pochamos con aceite de oliva en una sartén y una pizca de sal,  cuando estén más o menos transparentes, echamos un chorrito de vino blanco para cocinar, dejamos que reduzca a fuego muy lento, aproximadamente media hora. Pasado este tiempo añadimos la crema de leche de soja y la mezclamos con los puerros.

Una vez se hayan mezclado los sabores lo batimos con la ayuda de una batidora hasta que quede una crema.

En un bol echamos las 4 cucharadas de harina de garbanzo y el pan rallado con un poco de sal y lo mezclamos. Añadimos también las zanahorias batidas y la crema que hemos hecho con los puerros y la nata de soja. Lo removemos todo hasta que quede una masa mas o menos espesa y que no se nos pegue a las manos excesivamente, si nos queda demasiado cremosa la podemos espesar con un poco de harina de maíz o bien un poco más de pan rallado, si al contrario nos queda demasiado espesa podemos añadir un poco de leche se soja.

Para el rebozado, vamos a utilizar 2 platos:  en uno mezclamos harina de garbanzos y agua (la textura debería de ser tipo huevos batidos), en otro plato vertemos un poco de pan rallado.

Vamos cogiendo un poco de la masa de croquetas y le damos forma con las manos,  la pasamos por la harina de garbanzos con agua y seguidamente por el pan rallado. Aproximadamente nos van a salir unas 18-20 croquetas.

En una sartén añadimos un poco de aceite de oliva y freímos las croquetas.

Y ya están listas para comer!

¡¡Importante!!

Es interesante hervir primero las zanahorias y reservarlas ya que vamos a utilizar las manos para dar forma a las croquetas y nos podemos quemar si están acabadas de cocer!!

Algo mas…

La zanahoria pelada y en rodajas tarda en hervir unos 10 minutos aproximadamente (dependiendo del fuego de la cocina), la recomendación para cocerla es echarla en la olla justo cuando el agua este hirviendo e ir controlando con un tenedor si están o no tiernas, una vez cocidas lo ideal seria dejarlas en un bol con agua fría y hielo ya que con el calor pueden continuar su cocción unos minutos más de esta forma se detiene la cocción, de esta forma se conservan no todos pero si gran parte de los nutrientes de esta hortaliza.

A %d blogueros les gusta esto: